Tierra de Baobabs: un viaje sensible y comprometido con el destino

InicioBlog sobre turismo responsableÁfricaTierra de Baobabs: un viaje sensible y comprometido con el destino

Ha sido la primera vez que hemos pisado África juntas. Los preparativos fueron cuidadosos y la ilusión y el cosquilleo iban creciendo a medida que se iba acercando el día de la salida.

Ya en el aeropuerto nos fuimos encontrando con el grupo que nos acompañaría. Un total de 12 nos embarcamos hacia Banjul, Gambia, para iniciar la ruta por La Casamance. Allá nos esperaban, con la furgoneta preparada, Juan Ramón y Bonis, las personas que nos guiarían durante los 8 días de viaje y que acabarían siendo dos más del grupo.

El primer día en La Casamance ya te das cuenta que aquello que te habían explicado, que habías leído, es totalmente cierto. Los colores y los paisajes te atrapan. El tiempo parece que deja de correr y te permite saborear cada minuto. Dejas atrás el ritmo de Barcelona para adentrarte en la ”hora africana”.

Marta y Anna

Una población mayoritariamente rural que vive con total sencillez pero que disfruta de lo qué tiene. Se traslada la felicidad y la alegría, te penetran por los poros de la piel. La vitalidad, las sonrisas, la amabilidad, la hospitalidad, … ellos están totalmente abiertos al entorno, mientras que en Europa cada día estamos más cerrados en nuestro mundo.

Un país muy joven que curiosamente no conoce el significado de la palabra aburrimiento. No tienen ninguna palabra en el dialecto diola que exprese este estado. A cualquier lugar los niños te rodean y te impregnan del espíritu alegre y juguetón. Te regalan aquellas miradas de complicidad difíciles de olvidar. Por unos instantes te transportan a la niñez, cuando te ilusionabas y te sorprendías por todo.

Pero en el momento menos esperado, te encuentras con una realidad durísima que te hace tocar de pies a tierra. Pobreza, insalubridad, trabajos inhumanos,… entonces ves claro porque tanta gente se plantea huir del país para buscar un futuro esperanzador. También como es de importando la tarea que hacen asociaciones, como Aethnic, que colaboran con proyectos locales, los ayudan a salir adelante y a la vez los dan visibilidad.

Tierra de contrastes, que te hace replantear de arriba abajo la escalera de valores de la vida.

Buscábamos un viaje sensible y comprometido con el destino y lo encontramos. La experiencia fue tan intensa y mágica que superó todas las expectativas creadas en el momento que decidimos viajar con Aethnic. ¡¡Nos perderíamos de nuevo ahora mismo con los 12 que iniciamos esta aventura de vida!!

Marta Sánchez y Anna Sastre. Barcelona. Noviembre 2018.

Ambas viajaron a La Casamance a través del itinerario Tierra de Baobabs durante el verano 2018.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar