Relato del viaje en familia al norte de Marruecos

InicioBlog sobre turismo responsableExperiencias viajerasRelato del viaje en familia al norte de Marruecos

Marruecos con niños ha sido un precioso viaje. Una experiencia enriquecedora e inolvidable para nuestros hijos. Hemos estado por la zona norte del Rif, disfrutando de la gente, su cultura, su artesanía, su magnifica gastronomía y inestimable hospitalidad.

Me ha encantado conocer el mundo rural, cooperativas de mujeres que intentan mejorar la vida de sus pueblos, casas rurales de Marroquíes que apuestan por la agricultura ecológica y el bien hacer, por quedarse, por intentar prosperar sus vidas y la de su país. Gente sencilla y amable, contentos de que los visites con tus hijos y de que vayamos a conocer y compartir con ellos su cultura.

Los más pequeños disfrutando de su creación gastronómica en la casa rural de Mdiq.

Los más pequeños disfrutando de su creación gastronómica en la casa rural de Mdiq.

“La prisa mata”, ese podríamos decir que ha sido el lema del viaje, sabio dicho marroquí que ellos saben aplicar bien y que a nosotros tanto nos cuesta. La casa rural de La Bellouta ha sido un lugar perfecto para desconectar, pasear y conocer ese marruecos rural tan desconocido.

 

 

 

 

Imáge de la casa rural de Bellouta

Imágen de la casa rural de Bellouta.

Chefchauen siempre preciosa y mágica. Hacer pan y comer en una casa humilde y bonita en medio del campo, pasear por la medina de Larache, desviarnos para encontrar recuerdos perdidos por Ksar El Kbir, esa preciosa Casa de los Pájaros, su laguna, prismáticos, cangrejos, playa para saltar y mojarnos, Mohamed el guía, risas y risas con el pequeño grupo que fuimos y que tan pronto congeniamos, nuestro amigo el conductor “slow”, el olor penetrante de este país, ese café de marineros de Asilah, el perfumado té …no sé…volvería con los ojos cerrados…bueno no, mejor con los ojos abiertos, muy abiertos.

Miriam Gomez