Alinear el presupuesto del viaje con nuestros valores

InicioBlog sobre turismo responsableAgencias de viajesAlinear el presupuesto del viaje con nuestros valores

Cuando estamos de viaje no nos gusta sentirnos turistas ni ser tratados como mera mercancía, bien al contrario, nos gusta tener experiencias con sentido y poder experimentar en primera persona el estilo de vida local. Para que esto sea posible, debemos promover unos valores que respeten la cultura local y tener en cuenta el impacto de nuestras acciones mientras estamos de viaje.

En este post comparto alguno de los consejos prácticos que os iremos ofreciendo para facilitar que nuestras aventuras sean lo más respetuosas y sostenibles, y permitir así que muchos otros viajeros puedan disfrutar de experiencias auténticas mientras permitimos que la gente del lugar se beneficie de un turismo responsable.

Comprometer nuestro presupuesto con nuestros valores

Cuando hablamos del impacto económico que tiene nuestra visita a un lugar no solo debemos tener en cuenta la cantidad de dinero que gastamos, sino también la forma y el sitio donde elegimos gastarlo. ¿De qué forma podemos gastar nuestro dinero y estar en sintonía con los valores del turismo responsable? Un consejo es tener en cuenta la propiedad de los negocios que visitamos y fijarnos bien por quién están regentados. Una ventaja importante de este enfoque es que nos permitirá conocer de cerca y experimentar la forma de vida local, participando de una experiencia original que ayudará significativamente a la dinamización de los negocios locales.

Restaurante local en Elinkine, Senegal.

Restaurante local en Elinkine, Senegal.

Otra propuesta es la de visitar y conocer iniciativas de cooperación o ayuda social, como en el caso del proyecto de las mujeres Kalamisso en el que Ethnic y Dexde organizan un taller de artesanía local donde las mujeres beneficiarias del proyecto enseñan a los viajeros a trabajar la hoja de palma de forma tradicional. Este taller permite a las mujeres locales transmitir unos conocimientos tradicionales, compartir experiencias con viajeros y conocer nuevas culturas, a la vez que les permite diversificar las fuentes de ingresos y acceder a la actividad turística.

Proyecto de las mijeres de Kalamisso en Oussouye, Senegal.

Proyecto de las mujeres de Kalamisso en Oussouye, Senegal.

Para los que viajáis por libre, hay proyectos que se dedican a dar visibilidad a ONGs y proyectos de acción social en el terreno como por ejemplo el proyecto Grassroots, donde se localizan negocios locales y proyectos de cooperación donde colaborar durante nuestros viajes. Otra plataforma que nos puede ayudar a localizar ONGs y proyectos que necesiten de nuestra ayuda es Trip-drop, un proyecto para saber dónde, cómo y a quién ayudar mientras viajamos.

Promover estas actividades significa una ayuda económica que revierte directamente en colectivos que están en riesgo de exclusión además que nos permite como viajeros conectar con la comunidad local y conocer más de cerca su realidad.

¿Qué recomendaciones propones para hacer que nuestros viajes sean más responsables? Comparte tus ideas en el blog.

¡Juntos por un turismo responsable!